CURIOSIDADES SOBRE ALF

ALF comenzó a emitirse en TVE en 1988 y a muchos nos enamoró. A día de hoy no somos pocos sus fans. Después de visionar de nuevo las 4 temporadas de la serie (nada más y nada menos que 102 capítulos) os dejo esta entrada con algunos datos y curiosidades sobre ALF.

Estrelló su nave contra el garaje de la familia Tanner (Willy, Cathy, Lynn y Brian) una noche de septiembre y desde ese día lo llamaron ALF (Alien Life Form) aunque su nombre real era Gordon Shumway. Medía algo menos de un metro y era pelirrojo. Había escapado de su planeta Melmac poco antes de que éste explotase después de que todos sus habitantes encendiesen el secador de pelo al mismo tiempo (aunque más tarde contaría que lo ocurrido en realidad en Melmac fue producto de una catástrofe nuclear)

Cuando llega a la Tierra tiene 228 años: aunque nació en agosto, según el horóscopo de Melmac es escorpio. Estudió odontología porque era la “carrera más fácil” (los melmaquianos sólo tienen 4 dientes) pero trabajaba como representante de ventas en Coches Calmosos.

Para llegar al planeta Tierra, Alf hizo un largo recorrido hasta llegar a nuestro sistema solar que, por cierto, no tenía 9 planetas: además de Plutón había otros planetas que el hombre aún no había descubierto: “Pepe”, “Dave”, “Alvin” y uno muy muy pequeño al lado de Alvin: “Alvincito” (Alf llevaba en su guantera un plano de la Galaxia)

A medida que avanza la serie vamos sabiendo algunos datos sobre Melmac y sus costumbres: la primera (y más conocida) es que en Melmac comer gatos es de lo más normal. A ALF le encantan y debe contenerse para no comerse a Lucky, el gato de la familia.

En Melmac a las personas que no comían gato se les llamaba “abstemios” y se les escupía. Allí es de mala educación comer con la boca cerrada y en lugar de aplaudir, se eructa. También se comen chicles aunque sólo los hay de dos sabores: siamés o persa.

En las bodas melmaquianas no hay tarta de boda sino “gato de boda” y la novia no lanza el ramo: lanza un calamar. También se atan gatos al paracoches. En melmac es una deshonra ser hijo de un matrimonio: que tus padres se casen antes de tener un hijo es una vergüenza.

Según ALF, en Melmac hay 3 niveles de noviazgo:

  • Intercambiarse los calcetines
  • Prestarse la pelusilla del ombligo y
  • Escupir en la sopa del otro

Son tres elementos clave para que una pareja funcione

ALF tuvo una novia durante 48 años llamada Ruby, pero se fue con otro. Al día siguiente conoció a Rhonda pero tardó 17 años en pedirle una cita. Al día siguiente, el planeta explotó. Desde entonces ALF no se frena por miedo y sigue a rajatabla un refrán típico de Melmac: “A lo único que hay que temer es al temor mismo. Y a las meigas”

Todos recordamos los atracones de ALF. Y es que los habitantes de Melmak tienen un total de 8 estómagos. Nunca se ha visto a un melmaquiano gordo porque engordan “hacia dentro” hasta explotar. De eso murieron los padres de ALF y sus abuelos

Cuando ALF está deprimido come más porque se le abren los estómagos de repuesto. En su planeta Alf era un pionero: fue el primero en lavarse las manos antes de comer.

En Melmac nadie se resfría porque “eso es cosa de las especies inferiores y atrasadas”. Sin embargo el hipo es una dolencia seria: el hipo de los melmaquianos puede durar meses o años y se va haciendo más intenso a medida que pasan los días: ALF tuvo un tío llamado “Pipí” que tuvo hipo toda su vida.

Según la Enciclopedia médica de Melmac (“Enciclopedia del ser peludo”) el hipo sólo puede curarse con dos remedios: o zumo de gato o el remedio más asqueroso que ALF pueda imaginar: ESPINACAS.

A pesar de que ALF no tiene reparo en sonarse los mocos en los cojines del sofá o en cortarse las uñas en el salón hay, al menos, dos cosas que no se ha atrevido a contarle a los Tanner: que su color de pelo no es natural y que se hizo una liposucción. Y es que en el fondo ALF es muy presumido: lleva flequillo para disimular el tamaño de su nariz.

A pesar de las diferencias entre Melmac y la Tierra, ALF se adapta rápido a nuestro planeta: básicamente se dedica a comer, dormir y a ver 15 horas diarias de televisión. Se engancha a Corrupción en Miami, Dinastía y a Falcon Crest: vive obsesionado con Ángela Channing  a la que considera “la mujer más mala sobre la faz de la Tierra”

Tener que estar todo el día escondido para escapar de la Brigada Antialienígena y de los vecinos cotillas (Los Armonía) agotaba a ALF y a toda la familia: comía a todas horas, perseguí a Lucky, hacia llamadas telefónicas a medio mundo, incendiaba la cocina… En resumen, que se aburría mucho. Por eso le daba un poco a ludopatía y a la cerveza (aunque tras el “aviso” a los productores este hecho comenzó a obviarse) También se hizo vendedor de cosméticos, inversor de bolsa, llamaba a todos los programas de radio y una vez llegó a contactar con el avión presidencial y a hablar con el Presidente.

Dejarlo solo en casa era un peligro. Pero si en algún momento ALF era peligroso de verdad era cada 75 años el 2 de marzo, ya que los melmaquianos experimentan una transformación física y psicológica por la cual “se vuelven imbéciles”: cambian de personalidad, se obsesionan con cazar gatos y son capaces de imitar la voz de cualquiera y engañar a todo el mundo. Una vez pasado el episodio de locura transitoria sólo hablan con citas célebres.

En Melmac el oro es gratis y el material más caro del planeta es el plástico. Su moneda oficial es el Melmick, que equivale a  diez dólares.

Y hablando de dinero entre lo que Alf come y lo que Alf destroza los Tanner sufren a lo largo de la serie varios apuros económicos. Seguimos… Además de los Tanner ¿Quiénes conocieron a ALF? Pues a pesar del peligro que corría al exponerse no fueron pocas las personas que llegaron a conocerlo: Dorothy (la madre de Cathy), Luis (un chico mejicano al que Willy ayuda), Larry (un amigo psiquiatra de Willy), el sobrino de los Armonía y el tío Albert, al que mata de un susto al presentársele por sorpresa…

Pero el encuentro más enternecedor que ALF tiene con un humano es sin duda cuando conoce a Tiffany, una niña de 7 años enferma de cáncer a la que conoce en un hospital.

Tiffany le confiesa a ALF que se está muriendo y que tiene miedo a dormirse y no despertar. ALF se queda a su lado hasta que se duerme. Es la única vez que lo veremos llorar. Y es que el capítulo es más conmovedor cuando descubrimos que la pequeña Tiffany no es una actriz, sino una fan de ALF que tenía como sueño poder hablar con su ídolo antes de morir. Los productores le concedieron ese deseo. Es el capítulo especial de Navidad de la segunda temporada y está dedicado a su memoria ya que la pequeña no viviría lo suficiente para verlo.

La muerte es extraña para Alf. Y es que en Melmac se celebra con una gran fiesta. Nadie vive con miedo a morir porque todos saben exactamente cuando van a morir: a los 650 años. Pero en la Tierra experimenta el dolor de perder a un amigo: y es que Lucky, el gato, muere en la cuarta temporada de la serie, dejando a ALF con un tremendo bajonazo. Ahí es cuando confiesa que no se ha comido un gato en los casi cuatro años que lleva en la Tierra. Después de tantas aventuras, sus amigos Skip y Rhonda logran contactar con ALF y le comunican que pasarán a buscarlo. Por fin ALF está preparado para marcharse. Pero una vez más, y como hicieron con Bambi, David el Gnomo… nos jodieron la infancia al meternos un final que nos dejaría tristes: la patrulla Antialienígena intercepta a ALF y lo detiene y la serie que nos acompañó durante cuatro años terminaba con semejante hostia a mano abierta. Hay que decir que estaba prevista una quinta temporada pero por falta de presupuesto no se rodó. Años más tarde se filmo la película “Proyecto ALF” en la que nos explicaban la suerte que había corrido ALF: después de encierros, pruebas y aventuras y desventuras varias ALF es liberado y nombrado “Embajador de los Alienígenas en la Tierra” La película fue un fracaso y muchos sólo conocemos el triste final de la serie. Pero mejor recordarlo con cariño: sus frases “WIlly” “Era broma, era bromaaa” y los cientos de guiños que nos dejó parodiando a Stevie Wonder, a Frank Sinatra, a los ZZ Top, a Bruce Springsteen o a Tom Cruise en la película “Risky Bussiness”. Y hasta aquí la entrada de hoy.

Publicado por veganibalecter

Como perder el tiempo en twitter no me parecía suficiente...decidí abrirme este blog. Aquí encontraréis (en otro formato) mis hilos sobre cine, historia, literatura, sociología...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: