EXPERIMENTOS DE PSICOLOGÍA SOCIAL: “EL EFECTO OBSERVADOR” DE DARLEY-LATANÉ

Imaginemos que vamos por la calle tranquilamente y presentamos un robo, una agresión o cualquier acto violento: la gran mayoría de las personas se quedarían impasibles y no harían nada al respecto.

Y es que está demostrado que cuanto mayor es el número de personas que presencia este tipo de actos mayor es la pasividad de los individuos. Los estudios dicen que no somos tan proactivos en estos casos cuando estamos solos que cuando estamos rodeados de más personas y que tendemos a “delegar la responsabilidad” en los demás, ¿Curioso, no? Pues hoy vamos a ver un experimento que analiza este comportamiento. Pero antes de empezar, como siempre, nos vamos a situar y explicar un poco el contexto: Nueva York, marzo de 1964, una joven de 28 años, (Kitty Genovese) se dispone a llegar a su casa, en el distrito de Queens, cuando un hombre la ataca y la acuchilla. Al oír los gritos de ayuda muchos vecinos se despiertan, encienden las luces de su casa y se asoman. El asaltante huye pero como nadie ha aparecido a socorrer a la chica decide volver y seguir agrediéndola, apuñalándola y abusando sexualmente de ella. Kitty agoniza y muere ante más de 30 personas que no intervinieron y ni siquiera llegaron a llamar a las autoridades (otras fuentes han señalado que eran menos testigos y que se produjeron dos llamadas a la policía que no intervino por creer que se trataba de un “altercado doméstico” ¿¿?¿) Este suceso fue publicado en el New York Times y provocó una gran indignación entre muchos ciudadanos. ¿Cómo era posible que NADIE hubiese hecho nada?

Esta “pasividad” o “inactividad” de los individuos ante situaciones como la anterior recibió el nombre de “EL EFECTO OBSERVADOR” y generó numerosos estudios psicológicos sobre el tema. Los pioneros en realizar este tipo de investigaciones fueron dos psicólogos sociales estadounidenses: M. Darley (Universidad de Columbia) y B. Latané (Universidad de Nueva York) que en 1968 llevaron a cabo un experimento para explicar de algún modo esa inacción de los individuos antes situaciones de emergencia. Bien, para llevar a cabo la investigación reclutaron a una serie de estudiantes de la Universidad de Nueva York diciéndoles que iban a participar en un debate. El debate no se celebraría cara a cara, el investigador le comunica al participante que, para garantizar su libertad de expresión, estarían solos en unas cabinas y se comunicarían con los demás participantes del debate a través de unos micrófonos. Lógicamente no había ningún debate: las voces de los demás contertulios eran grabaciones.

Comienza el falso debate mientras el sujeto espera su turno para intervenir: el primer falso contertulio comenta que sufre ataques de epilepsia y que estos se acentúan cuando está en situaciones que le provocan tensión. Lo que pretendían Darley y Lanaté era saber cuánto tiempo tardaba el sujeto en dar aviso y pedir ayuda para socorrer al muchacho que estaba sufriendo el ataque. Los participantes escuchan un audio de 6 minutos en el que el primer tertuliano sufre un ataque epiléptico: se le oye claramente jadear, pedir ayuda mientras grita que se muere.

Un detallito: los investigadores introducen variaciones: a veces se le dice al participante que está solo en el debate, otras veces se le indica que hay otros 5 sujetos en otras cabinas que también van a participar y escuchar el debate. ¿Y qué observaron Darley y Lanaté?

Pues lo siguiente:

  • Cuando el individuo creía que estaba solo, un 85% pedía ayuda y tardaba unos 52 segundos en dar aviso
  • Cuando el individuo creía que había otros participantes en las demás cabinas, sólo un 31% trató de pedir ayuda y tardó más de 2 minutos y medio!!-

Con este experimento, estos dos psicólogos sociales llegaron a la conclusión de que, cuando el individuo estaba solo, sentía sobre sí toda la presión y responsabilidad de ayudar, mientras que cuando hay más de un “testigo presencial” la responsabilidad de intervenir “se reparte” ntre todos y como resultado, nadie o casi nadie acude a socorrer. Esto plantea varias preguntas. Podríamos pensar que los sujetos no creían que estaban ante una urgencia, que no estaban cualificados para intervenir al no tener conocimientos médicos…Darley y Latané siguieron con sus estudios.

En la misma línea, llevaron a cabo otro experimento similar, pero añadiendo una dificultad más. Si “estando a salvo” los individuos eran reacios a ayudar… ¿Cómo se comportarían si ayudar implicase poner en riesgo su propia vida?

Pues vamos allá: el escenario del experimento era una habitación, dentro una máquina que iba a generar humo. En la habitación había tres personas: dos actores y un participante que, claro está, no sabía nada del tema: creía que se encontraba allí para completar un cuestionario bre la vida universitaria. En un momento dado, la habitación comenzaba a llenarse de humo y, lejos de huir los dos actores permanecieron impasibles (obedeciendo las pautas de los investigadores). Y ¿cómo reaccionaron los participantes?

Pues lo cierto es que, al ver que los otros dos no se inmutaban, también se quedaron quietos: solamente uno salió de la habitación y tan solo 4 dieron aviso de que el cuarto estaba lleno de humo antes de que finalizase el experimento. ¿Qué os parece? ¿Curioso, no?

Me ha sido imposible explicarlo de manera más breve, pero tenéis información en estos enlaces: https://explorable.com/es/experimento-del-espectador-apatico… http://isdfundacion.org

Hay un libro que recoge éste y otros experimentos. Es de Lauren Slater y se ha titulado en español “Cuerdos entre locos: grandes experimentos psicológicos del siglo XX. También hay artículos académicos y otras publicaciones.

Como siempre os digo…las conclusiones son cosa vuestra. Cualquier aportación, aclaración, enlace o artículo es bienvenido.

Publicado por veganibalecter

Como perder el tiempo en twitter no me parecía suficiente...decidí abrirme este blog. Aquí encontraréis (en otro formato) mis hilos sobre cine, historia, literatura, sociología...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: